Serviteurs de Jésus et de Marie

Serviteurs de Jésus et de Marie

Tengo sed de ti

Imprimer
Écrire à l'auteur Padre José-Maria 10 de mayo
1 2 3 4 5
réagir


Dios mismo nos da las palabras para enamorarnos de él



Tengo sed de ti

¡OH Dios!, tu eres mi Dios, te busco desde la aurora.
¡Mi alma tiene sed de ti,
Mi carne tiene ansia de ti
Como tierra reseca, agostada, sin agua!
En el Santuario busco tu presencia,
¡Quiero ver tu poder y tu gloria!

Porque Tu amor vale más que la vida,
Y mis labios te alabarán.
Toda mi vida te bendeciré,
Y alzaré las manos invocando tu Nombre.
Mi alma se saciará de manjares deliciosos
Y mi boca te alabará con labios jubilosos.

En el lecho me acuerdo de ti
y velando medito en ti,
porque fuiste mi socorro,
y a la sombra de tus alas mi corazón reboza de alegría.
Mi alma se acurruca en ti
Y tu presencia me sostiene.

Pero los que buscan perder mi alma,
Que vuelvan a lo profundo de los infiernos.
Serán entregados al filo de la espada
Y servirán de pasto a los chacales.

Y el rey se alegrará en el Señor;
Los que confían en Él se felicitarán
Y los mentirosos se callarán la boca.

Salmo 63(62)

+ Comentar este artículo